Si no tienen una orden firmada por un juez, puedes negarte a dejarlos entrar. Pídeles que dejen cualquier información en la puerta.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *